¿Cómo se negocian incentivos entre policías?, según declaraciones de imputado en Caso Coral


El mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez, imputado en el entramado de corrupción desmantelado bajo la Operación Coral, reveló durante el juicio el manejo discrecional que se le da a incentivos que se otorgan a los policías, adicionales a sus salarios, denominados “especialismos”.

Según Girón Jiménez, quien por varios años se desempeñó como encargado de nómina en Politur, hoy Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), los montos por concepto de especialismos se asignaban a discreción del director de la institución.

“Le voy a explicar en qué consisten esos especialismos. Ojo que no dije consistía, dije consiste, porque hoy se están vendiendo especialismos”, dijo Girón la noche de este jueves, luego de aceptar los cargos que le imputa el Ministerio Público en el caso.

El oficial afirma que los agentes cobraban diferentes montos, independientemente de que realizaran la misma función. “¿Qué quiere decir eso? Que yo podía cobrar 250,000; 200,000; 50,000 pesos porque era por carita o más bien por enllavadura. El que estaba más enllavado, aunque hacía la misma función, cobraba más”, relató.

Explicó que si a un agente se le asignaba un especialismo de 50,000 pesos, este tenía que pagarle tres meses por adelantado a su superior, es decir, 150,000 pesos. “Le decían: lo que te estoy quitando son tres meses, pero ¿cuántos años después no vas a cobrar tu pensión?”.

El especialismo es un monto que se le asigna a los policías adicionales a sus sueldos por el desempeño de algunos cargos. Ese dinero se paga mientras el agente está ejerciendo la función, sin embargo, al momento del retiro al policía se le suma a lo que le corresponde de pensión los montos de los dos especialismos más altos que devengó durante su carrera.

Lo revelado por Raúl Alejandro Girón Jiménez sobre cómo operaba el entramado en caso Coral

Girón Jiménez dice Rafael Núñez de Aza le ordenó borrar nóminas de Cestur para limpiar evidencias

El mayor Girón Jiménez dijo a la jueza que esa práctica, “que se hace exclusivamente con los miembros de la Policía Nacional”, fue instaurada en Cestur por el coronel de la Policía Rafael Núñez de Aza, lo que le permitía recolectar dinero, que a su vez repartía con el mayor general Adán Benoni Cáceres Silvestre, con el general Juan Carlos Torre Robiou, quien renunció hace una semana como director del Cestur; y con otros altos oficiales. Tanto Cáceres Silvestre como Núñez de Aza figuran como imputados en el Caso Coral.

“Ese dinero se entregaba en la casa de comando, la casa de Núñez de Aza... Me utilizaba para hacer transferencias, por la confianza que me tenía, a los señores Adán Cáceres, Robiou y Núñez de Aza”, sostuvo Girón Jiménez, refiriéndose a que él estaba al servicio de Núñez de Aza, quien fuera director financiero del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística.

Durante sus declaraciones, que serían utilizadas como delaciones premiadas, el mayor Raúl Alejandro Girón dijo que tras la llegada de Rafael Núñez de Aza al Cestur, en 2005, “acompañado de quien es hoy el director financiero del Cusep”, la nómina de la institución pasó a manejarse en la gerencia financiera y no desde la dirección de Recursos Humanos, como se estilaba. “Toman el control de la nómina, porque eso es dinero líquido”, apuntó.

Asimismo, explicó que cada director cuando llega al cargo pide al director del Recursos Humanos un inventario del personal para estar al tanto de quiénes están ejerciendo funciones y quiénes están solamente cobrando.

Afirma que cada director pide saber con qué cuenta y lo hace a través del “formulario 49”, que es el listado del personal que el director de RRHH usa para establecer cada persona y dónde está prestando servicio. “El director, entonces, toma su formulario 49, toma su nómina y ya es conocedor de quién trabaja de verdad y quiénes son esas personas que no tengo en ningún lado trabajando”.

Respecto a este punto, Girón Jiménez dijo a la jueza que “cada vez que llegaba un director, el señor Núñez de Aza lo esperaba con unos milloncitos en las manos”, a fin de que le permitieran proseguir con sus acciones ilícitas.

NOTICIAS RELACIONADAS

NACIONALES 302977936852989930

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD




MÚSICA URBANA

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item