“Nomadland”: Drama emotivo sobre una nómada


SANTO DOMINGO.- Hace cuatro años atrás recuerdo que la directora Chloé Zhao, en una entrevista para la revista Vogue, comentaba su encanto por el viejo oeste norteamericano. “Tengo una obsesión con el viejo Oeste”, dijo con mucha tranquilidad.

De esa fascinación dirigió su debut como directora, ‘Songs My Brothers Taught Me’. Y más adelante lo amplificó rigurosamente en su segundo esfuerzo, ‘El jinete’, un western contemporáneo que casi me saca lágrimas con su retrato austero y conmovedor de un vaquero que queda incapacitado y que, de alguna manera, emprende un viaje por el oeste estadounidense para buscar una nueva identidad. Son películas habitadas por caballos, gente perdida en planicies, paisajes hermosísimos a merced del ocaso y una mescolanza discreta de documental y ficción.

Fue entonces cuando me di cuenta que su poética del viaje no solo refleja el carácter identitario de su cine con personajes rotos que anhelan encontrar las respuestas perdiéndose en los páramos desérticos, sino que, además, también le sirve para reinventar la mitología que envuelve el western con el fin, supongo, de contar historias de los sujetos que en la actualidad habitan esos lugares y pertenecen a una clase social desfavorecida.

Esto lo reafirmo nuevamente tras ver ‘Nomadland’, el tercer largometraje de Zhao en suelo norteamericano que trata, precisamente, de una viuda de 60 años que vive en su camioneta y se desplaza viajando por el oeste estadounidense para olvidarse de la miseria.

El guion lo firma Zhao, basándose en el libro de no ficción ‘Nomadland: Surviving America in the Twenty-First Century’, escrito por Jessica Bruder. Tuvo su estreno en el pasado Festival Internacional de Cine de Venecia, donde ganó el León de Oro a la mejor película. Entiendo que ha maravillado a muchos críticos que la catalogan como algo excelente. A mí, contrariamente, me parece una muy buena película, nada fuera de lo ordinario. Tiene panorámicas bellísimas, así como un ritmo contemplativo que toca mi sensibilidad cuando aprecio la estupenda actuación de Frances McDormand.

Lo más cautivante, a mi parecer, es que adquiere la forma de un western contemporáneo que mezcla el documental y la ficción, pero también se presenta como un drama de carretera que dialoga de manera sutil con tópicos como la soledad, la independencia y los duros efectos de la recesión económica sobre personas obligadas a vivir como nómadas por las carreteras para descubrir el significado de la autosuficiencia a lo largo de los espacios abiertos.

La película se ambienta en 2011, en la localidad de Empire, Nevada, y narra la historia de Fern (Frances McDormand), una mujer que pierde su empleo tras el cierre de una planta de yeso, en la que ha laborado durante años, debido al colapso económico de 2008. Impulsada a renunciar a sus bienes materiales por la etapa difícil, vive en la parte trasera de una furgoneta recién comprada y, sin mucha prisa, decide viajar por el país para tratar de localizar su lugar en medio de la marginación que la afecta, estableciéndose en una comunidad de nómadas, y aprendiendo a sobrevivir por sí misma.

No hay ningún tipo de fisura en la actuación de McDormand como Fern. Me atrevo a decir que es una de las mejores interpretaciones de su carrera. No me sorprendería si ganase su tercer Oscar. De una forma orgánica y muy contenida transmite el calvario interno de esa nómada con el lenguaje corporal, los silencios, la mirada serena y la expresividad mesurada que, bajo el rostro feliz, oculta el dolor áspero originado por la pérdida y la inestabilidad socioeconómica. Imprime el relato sensible de una mujer que encuentra terapéutico vagar por las carreteras para reconstruir su vida.

Aunque no considero que la película sea una obra sublime ni mucho menos de las mejores de 2020, no deja de parecerme un cuento de carretera muy escueto sobre la libertad de la mujer y los corolarios socioeconómicos producidos por la Gran Recesión que condujo al desplazamiento de cientos nómadas. Tiene planos hermosos y momentos que me ponen a cavilar sobre el lado humano de las cosas al observar el viaje de esa nómada solitaria que interpreta McDormand.

Su viaje en camioneta por el oeste de los Estados Unidos me atrapa y en cada parada me cuenta algo agradable sobre la vida misma, con personas verdaderas que no pierden la esperanza y se dejan llevar de las rutas menos transitadas. Me despido de ella convencido de que Zhao, como cineasta, es una de las renovadoras del nuevo western.

Ficha técnica

Año: 2020

Duración: 1 hr 48 min

País: Estados Unidos

Director: Chloé Zhao

Guión: Chloé Zhao, Jessica Bruder

Música: Ludovico Einaudi

Fotografía: Joshua James Richards

Reparto: Frances McDormand, David Strathairn, Linda May

Calificación: 7/10

NOTICIAS RELACIONADAS

ENTRETENIMIENTO 8741927131915478978

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD




MÚSICA URBANA

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item