Jóvenes opositores perciben menos miedo al manifestarse en Nicaragua


Managua, EFE.- Los movimientos juveniles aglutinados en la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia de Nicaragua afirmaron este viernes que perciben menos miedo y más cuidado entre la población que está dispuesta a protestar contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que se mantiene desde abril de 2018.

«La gente está perdiendo el miedo porque estas acciones de lucha cívica siguen demostrando que hay resistencia, que todavía la llama de abril de 2018 sigue viva, aunque hubo más detenciones y asedio», dijo a Efe la dirigente del Movimiento 19 de Abril de la Universidad Nacional Agraria, Yunova Acosta.

La Alianza Cívica, que exige la renuncia de Ortega por presunto abuso de poder, violaciones a los derechos humanos, crímenes «de lesa humanidad», y rompimiento del orden constitucional, sorprendió esta semana al colocar en espacios públicos en 132 de los 153 municipios una imagen del rostro de Ortega con el bigote al estilo del dictador alemán Adolf Hitler (1889-1945).

En dicha manifestación, titulada «Operación preso 198» para recordar los siete años que Ortega permaneció en prisión por asaltar bancos mientras era opositor de la dictadura somocista, participaron unas 2.000 personas, sin que las autoridades lograran detectarla a tiempo, según la Alianza.

«La acción de protesta se hizo desde la clandestinidad. Hemos visto que no es viable hacer protestas visibles en las calles, sino de manera sigilosa, en ciertas horas y lugares», explicó el líder del Movimiento Universitario 19 de Abril, Jasson Salazar.

MAYOR PELIGRO

Al menos cinco miembros de la Alianza Cívica fueron detenidos por 24 horas, mientras que, según sus denuncias, los asedios a la mayoría de dirigentes continuaron.

Las manifestaciones continúan siendo «una acción simbólica que eleva la moral porque le dice a la dictadura que seguimos aquí, que no hemos desistido aunque la pandemia (de la COVID-19) afectó la continuidad de las protestas», resaltó Salazar.

«Recomendamos a las personas que sufren asedio constante y sean reconocidas como opositores, que se muevan de sus lugares, que tengan casas de seguridad, porque está incrementando la represión, no a grupos, sino dirigida, aunque en los pueblos pequeños es más difícil», señaló Acosta.

Según el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, compuesto por organizaciones que defienden los derechos humanos y a víctimas de la crisis, actualmente 104 nicaragüenses permanecen encarcelados por no compartir la ideología de Ortega.

«El año que viene va a ser un poco más inseguro para todos los ciudadanos nicaragüenses por ser electoral, pero eso no quita que defendamos el voto, o todos los escenarios que se nos presenten», dijo Acosta.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien señala de cometer incluso crímenes «de lesa humanidad» en medio de la crisis.

NOTICIAS RELACIONADAS

INTERNACIONALES 4834512606101703620

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD




MÚSICA URBANA

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item