Senadora y monseñor chocan por las tres causales del aborto

El tema de las tres causales del aborto enfrenta a la senadora del Partido Revolucionario Moderno, Faride Raful, quien favorece aprobar la despenalización absoluta y al prelado monseñor Faustino Burgos, partidario de la defensa de la vida desde el momento de su concepción.

La legisladora del Distrito Nacional consideró muy lamentable que una gran cantidad de mujeres mueran en la clandestinidad, por lo que defender las causales del aborto es la única opción y que, en caso de que se quiera aprobar como una ley especial, propone que la penalización absoluta sea quitada del Código Penal.

“Lo que estamos planteando es que se mantenga en el código las tres causales y que si se quiere enviar una ley especial, tiene que eliminarse del código el tipo penal. Se nos están muriendo mujeres en la clandestinidad y solamente afecta a las mujeres más pobres, más vulnerables y las que no tienen voz”, expresó.

Aseguró que seguirá el trabajo por ese derecho que va a convertirse en una conquista y que se debe dejar fuera de la manipulación y de temas tabúes, que lamentó se quieren elevar al debate nacional.

Sobre la oposición de las iglesias cristianas al tema, Raful aclaró que no se puede generalizar, ya que hay personas que pertenecen a diferentes religiones que “están contestes con las tres causales”.

“Las iglesias tienen principios que profesan sus feligreses; el Estado dominicano es un Estado que garantiza que todas las religiones pueden coexistir de manera pacífica”, indicó Raful no sin antes destacar que ese mismo Estado debe garantizar que hombres, mujeres, niños y niñas tengan acceso a los derechos y la protección.

Monseñor Faustino Burgos. Para el secretario general de la Conferencia del Episcopado Dominicano hay que respetar la vida desde su concepción, pues es un don de Dios y en caso de incesto o violación pueden dar en adopción en lugar de matar a la criatura.

“Esas criaturas que podrían ser fruto de una violación o incesto, se debe entender que es una vida distinta a la madre, que también es objeto del amor de Dios. Si usted no la quiere, porque no lo buscó, no lo deseó, hay muchísimas instituciones católicas que acogen a esos niños y le buscan una familia”, destacó Burgos Brisman.

Sobre los posibles casos de deformaciones que puedan tener los fetos, el sacerdote católico citó una experiencia que le marcó de una niña que desde el vientre de su madre había sido descartada por los médicos, pues tenía un enorme tumor, sin embargo, su madre continuó y a los cinco meses de gestación tuvo una cesárea, le extirparon el tumor a la bebé, y hoy es una mujer de 29 años que vive en Estados Unidos dedicada a la danza y el canto.

“Quitar la vida a un ser humano es un crimen que debe horrorizarnos”, reiteró y recomendó la formación en valores para enfrentar estas situaciones deleznables. Dijo que Raful tiene ideas brillantes, debe encaminar sus energías en positivo y dejar a un lado la radicalización de sus posturas, que dañan la sociedad.

NOTICIAS RELACIONADAS

NACIONALES 93564496016884183

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD




MÚSICA URBANA

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item