Villa Central marcha contra el CAC por un sano ambiental

Villa Central.- Un ambiente puro y sano reclaman residentes de esta comunidad a los arrendatarios del ingenio Barahona, en una multitudinaria marcha que recorrió diversas calles hasta llegar a las instalaciones principales del Consorcio Azucarero Central, así como la vía férrea.

Frente al impacto negativo al medio ambiente por parte de los nuevos dueños del ingenio Barahona, el otrora principal motor que impulsaba la economía de la región, irresponsablemente usan carbón mineral en el proceso productivo sin previa autorización del Ministerio de Medio Ambiente, por lo que los lugareños marcharon para reclamar el cese de la contaminación.

El Director de la Junta de Distrito, Abraham Jaime, quien junto a la comunidad, estudiantes y profesores encabezó la manifestación, dijo que las partículas, bautizadas por la comunidad como “cachipa”, cubren sus casas generando problema de piel y respiratorios en la población.

El ejecutivo distrital, afirmó que no solo se expone Villa Centra, sino que las emisiones afectan prácticamente todo el Municipio Santa Cruz de Barahona, ya que por polución viajan a miles de kilómetros afectando, también, a sus vecinos.

Participaron, además, los regidores del ayuntamiento Santa Cruz Rubén Alcántara, Wander Féliz (Sanguyón), los vocales de la Junta de Distrito: Jhovanny De León Pérez, Hipólito Batista, entre otros, quienes reclamaron de los empresarios azucareros el cese de la contaminación ambiental. 

Mientras que el padre Marcos Pérez, párroco de la parroquia Perpetuo Socorro y director de la emisora católica radio Enriquillo, dijo que los empleos son importantes, pero más importante es la salud de la población, tras recriminar a los ejecutivos del CAC por un mineral altamente tóxico como el carbón mineral sin previa autorización y estudios de impacto ambiental.

Informó que en reunión con los nuevos dueños del CAC estos admitieron que usaban carbón mineral que provoca las partículas “y se comprometieron a no usarlo y que ya no lo están usando, seguimos dándole seguimiento a lo acordado”.

El regidor Rubén Alcántara dijo que en los próximos días someterá una Resolución al Consejo de Regidores del Ayuntamiento Municipal de Santa Cruz de Barahona para declarar “empresa no grata” al Consorcio Azucarero Central por sus altos niveles de contaminación a la comunidad.

Frank Florián, dirigente comunitario del barrio Palmarito, llamó al Ministerio de Medio Ambiente y recursos naturales buscar una solución definitiva a los problemas provocados por el CAC a la comunidad.

Miseria

Villa Central, anteriormente Batey Central, es de las comunidades en donde están asentadas las principales empresas del municipio, las cuales tienen un alto impacto en la economía nacional, no así en el ámbito local.

Entre esas puede citarse: zona franca industrial, el propio ingenio Barahona y la Empresa Generadora de Electricidad Haina (EGE Haina).

Sin embargo, en los rostros de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos se nota de la desesperanza producto de la miseria en que se encuentran la mayoría de sus pobladores que contrasta con la riqueza que genera la comunidad que no los impacta positivamente, aunque sí los dueños de los medios de producción  y del capital que cada año reportan pingüe beneficios.

Un poco de historia

Barahona Company, compañía fundada bajo las leyes norteamericanas, específicamente del estado de Nueva York en 1916, el 18 de octubre de ese mismo año, mediante resolución 2745, del Poder Ejecutivo, consigue establecerse en República Dominicana.

Se trata de una empresa local que en el contexto de sus inicios, no solo vino a generar riquezas para sus nuevos dueños, sino que el ingenio Barahona, que el próximo octubre arribará a sus 102 años, es un referente cultural de la provincia Barahona, Bahoruco e Independencia y en menor proporción de Pedernales.

Un ferrocarril, pintado de amarillo, el color corporativo que identifica a los nuevos dueños, una especie de museo que retrata la dinámica del transporte de la caña para convertirla en azúcar, es un testigo fiel de sus primeros años y de cuando el ingenio Barahona, bajo la administración norteamericana estaba en su apogeo. Hoy está en manos guatemaltecas, con una mínima participación de empresarios dominicanos.   

El central azucarero, que desde hace poco más de un siglo opera como empresa local, luego de 102 años de ser la principal empresa de la zona y la que mayor empleos aportaba, pone en peligro la salud de sus residentes, por la contaminación que provoca el uso de carbón mineral como combustible en el proceso de industrialización del azúcar.

Además, de impactar negativamente el ambiente, el ingenio, por primera vez en 102 años, pone en riesgo la seguridad alimentaria de la región, destruye la capa vegetal de las mejores tierras, contamina las aguas y disloca canales de riego, según el profesor de Comunicación Social de la UASD Centro Barahona, Juan Tomás Olivero.

Además, las operaciones del Consorcio Azucarero Central (CAC), pone en peligro de existencia animales, aves, peces de agua dulce y marina, así como la destrucción de la calidad de vida de sus pobladores por las emisiones de un polvillo de color negro que ensucia casas y calles de esta comunidad.

NOTICIAS RELACIONADAS

REGIONALES 8344826748367911960

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon


MÚSICA URBANA

LAS MÁS LEÍDAS

Archivos

item